domingo, 27 de febrero de 2011

La Máquina Hieronymus - The Hieronymus Machine

La Máquina Hieronymus... El Regreso de la Caja Negra
Perteneciente al Capítulo VI del libro "La Fuerza de la Vida" de Leo F. Ludzia

Caja Negra... Dispositivo o construcción teórica, generalmente un circuito eléctrico, de características de funcionamiento conocidas o especificadas, pero de componentes o medios de activación desconocidos o no especificados o medios de activación.

El campo de la Psiónica trata de las máquinas (Cajas Negras) inanimadas (no vivientes) que conducen y/o transforman un tipo específico de energía animada (viviente) a la que nos referimos como «Fuerza de la Vida».
Muchos individuos a lo largo de la historia han buscado estas máquinas. Los más conocidos son los siguientes:

1.L. George Lawrence: Físico americano.
2.Dr. Henry Abrams: Físico americano.
3.Gen. de Brig. Henry R. Cross: americano, retirado.
4.Ruth Drown: Inventor americano.
5.George De La Warr: Inventor inglés.
6.T. Galen Hieronimus: Inventor americano.

Los esfuerzos de todos estos investigadores se centraron en una ciencia y una investigación que fueron mal interpretadas y mal entendidas por muchos profanos. Sus esfuerzos apuntaban al dominio y la manipulación de una forma de energía que en el momento presente no reconoce la ciencia ortodoxa. Por consiguiente, la investigación en ese campo ha sido siempre puesta en ridículo. Muchos de los ya citados sintieron y sufrieron este ridículo toda su vida; algunos hasta murieron a consecuencia de este ridículo vergonzoso, pero todos persistieron en luchar por su investigación y sus creencias.

El inventor/científico a cuyo trabajo vamos a dedicar este capítulo es T. Galen Hieronymus. Recibió su primera formación sobre técnicas de radio y difusión durante su servicio militar en el Army Signal Corps de 1919 a 1920. Su temprana experiencia con el radio le permitió descubrir unas propiedades interesantes en ciertos minerales y metales.

Estos resultados experimentales llevaron al joven Hieronymus a inventar una máquina de detección que percibía la presencia de esos metales.
Se le concedió a la máquina una patente de los Estados Unidos con el número 2.482.773 del día 27 de septiembre de 1949. En resumen la patente decía que la máquina servía para detectar la presencia de cualquier elemento o combinación de elementos que estuviera bajo investigación y determinar su intensidad y/o cantidad mediante la detección de sus emisiones o emanaciones. Sin embargo, el paso del tiempo y la presión de los demás investigadores forzaron a Hieronymus a revelar la verdadera naturaleza de su máquina.

Figuran a continuación algunas de las inusuales capacidades de la Máquina Hieronymus:

1.La máquina Hieronymus ha demostrado ser un agente intermedio eficaz en el control de las plagas de insectos en algunos experimentos de cosechas. En otras palabras, puede matar insectos eficazmente a distancia.
2.La Máquina Hieronymus puede diagnosticar enfermedades utilizando únicamente el negativo de una foto del paciente.
3.La Máquina Hieronymus se ha utilizado para mandar una energía curativa «potente y estimulante» a pacientes angustiados.
4.La Máquina Hieronymus se ha utilizado eficientemente para la vigilancia militar en zonas de muy densa vegetación con fotografías aéreas.

La forma de energía que «canaliza» la Máquina Hieronymus se denomina Energía Elóptica por el propio Hieronymus. «Elóptico» es una contracción de las palabras «electromagnético» y «óptico». Se utiliza esta contracción porque la Energía Elóptica muestra propiedades tanto eléctricas como ópticas. Es decir que esta energía puede transmitirse a través de cables y/o de lentes.

Este resultado coincide con el relatado por Sheila Ostrander y Lynn Sdroeder sobre la misma energía estudiada detrás del Telón de Acero. De ella daban una lista descriptiva de la que dabamos referencia en el capítulo 1. Decían en el punto 4...

«Es polarizada y pueden reflejarla los espejos.»

Y en el punto 7 ...

«Pueden propagarla los cables de cobre y los hilos de seda entre otras cosas.»
En el capítulo tres sobre Prana, Mary Doddington hacía una observación similar cuando enumeraba las propiedades de Prana.

Hieronymus también descubrió que la Energía Elóptica irradia de «todos» los materiales en el universo, pero parece operar en otra dimensión que la de nuestra matriz espacio/tiempo.

Otros investigadores independientes han obtenido la patente Hieronymus y han duplicado con éxito los resultados del inventor. Desgraciadamente, esos experimentos revelaron un lado siniestro de las capacidades de la máquina. El lado siniestro no reside en los resultados que fueron publicados sino en algunos que sólo intuyó Hieronymus.

Algunos experimentos incluían aparentemente el uso de la máquina y de la psiónica como máquina mortal capaz de matar a distancia pero sin dejar ninguna huella o evidencia visible. Este tipo de actividad se parece mucho al lado negativo de la «Fuerza» descrita en la «Guerra de las Galaxias».

Para funcionar como un arma, la máquina, se utiliza como lo haría un agricultor para deshacerse de una plaga de insectos en un campo. Se coloca en la máquina algo la persona perteneciente a quien se va a matar (una mecha de pelo, un trozo de uña etc.) o se utiliza un negativo fotográfico. Luego en otro compartimento se deposita el tipo de veneno deseado. Se pone en marcha la máquina y el hecho puede considerarse consumado el acto.

Existen pruebas fehacientes de que el DOD (Departamento de Defensa) tiene un programa activo de investigación destinado a perfeccionar y utilizar una de estas máquinas. Este programa se inició en respuesta al trabajo que desarrollaban los soviéticos en este campo.

Sigue una breve descripción del manejo de la máquina psiónica de tipo Hieronymus:

1.El sujeto mineral se coloca en la bandeja destinada a los especímenes.
2.El operador sitúa entonces los dedos de una mano en la almohadilla de reacción.
3.El operador empieza a enviar a la muestra una frecuencia de energía elóptica girando unos botones.
4.Cuando la máquina encuentra la frecuencia del material, los dedos del operador, reaccionarán «pegándose» a la almohadilla de reacción, señal del acierto.

El famoso autor de ciencia ficción y editor John Campbell obtuvo una copia de la patente Hieronymus y dirigió una serie de experimentos para publicar un artículo en su revista. Pensaba que todo el campo de la psiónica era un fraude y quería desacreditarlo definitivamente.

No escribió nunca este artículo ya que sus resultados fueron todos positivos. En lugar de demostrar que la psiónica era un fraude, se convirtió en un adepto.
Durante sus experiencias Campbell descubrió que la máquina podía funcionar con o sin electricidad. El único requisito eran sus elementos de funcionamiento: sus componentes.

Siguió las instrucciones de la máquina utilizando tinta india e hilos para los cables conductores. Sus resultados fueron todos positivos. Estos resultados apuntan hacia una máquina capaz de utilizar una fuente de energía que se encuentra fuera de nuestra realidad, pero de alguna manera capaz de penetrar en nuestro continuum espacio/tiempo.

Los resultados de los experimentos Hieronymus indican una posible resonancia entre un objeto, o parte de él y su imagen —algo parecido a la magia simpática.
Esta teoría sería muy similar a la creencia Kahuna en el Cuerpo Indistinto y en la pegajosa cuerda Aka. Esta puede ser la razón del miedo tan profundo de los primitivos a que les saquen una foto. Temen que la foto les «robe el alma».
Tal vez —he dicho tal vez— tengan razón.

Reproducimos a continuación la patente Hieronymus para su uso personal.
Utilícela con prudencia y controle la «Fuerza de la Vida».



3 comentarios:

Alberth dijo...

Que excelente e interesante articulo, ojala pudieras recomendarme libros o publicaciones que hablen mas del tema. Gracias. ;-)

Luis C Montes dijo...

esta maquina se usa solo una fotocopia pues no nombra partes electronicas solo el diagrama

Augusto dijo...

Exactamente Luis.